sábado, 10 de septiembre de 2011

Palabras, sensaciones y cosas similares

El otro día pensaba en la impecabilidad, hasta creía haber escrito sobre ello y no, compruebo que no es así. Es igual, de lo que quiero escribir hoy no es de ello, aunque creo que algo tiene que ver.

Me pasa a menudo que tengo sensaciones, sentimientos, emociones, tal vez la palabra sea "intuiciones", que no puedo expresar con palabras porque no logro transmitir con ellas lo que pasa en mi interior. Me veo impotente de hacer entender al otro lo que me está pasando, aunque para mí es una certeza que no puede rebatir  ni la más brillante disertación intelectual. Ante un conflicto o una discusión, me quedo muda, sin argumentos para exponer lo mío por esa incapacidad de llevarlo a lo mental. Pero es que, además, no quiero "razonarlo", porque no hay nada por razonar, es así, lo siento, lo percibo....y no puedo hacer nada con ello para defender lo mío.

No pretendo tener la razón, ya que la misma palabra "razón" indica algo que nada tiene que ver con lo que a mí me pasa. Simplemente lo siento en las tripas y es una certeza.

Me pasa continuamente. Cuando no hay discordia con nadie, pues nada, perfecto, adelante con lo mío, pero cuando sí la hay, ahí viene mi impotencia y frustración por no poder ser "impecable" en la transmisión de lo que siento, lo cual me lleva a callarme y tragarme el razonamiento del otro, sintiéndome fatal. Muchas veces, cuando eso ocurre, acabo por distanciarme de esa persona por sentir que no puedo hacerme entender y con la intención de dejar de sentirme mal por ello.

A lo largo de los años he ido comprobando que mis sensaciones son certeras, aunque me han llevado en muchas ocasiones a problemas y conflictos. "Eso" que a mí me pasa, con el tiempo, lo ven todos y, en más de una ocasión, a toro pasado, me han venido a decir que yo había acertado, pero que no había nada a la luz de las circunstancias que indicara en modo alguno que así era.

Cosas que me pasan......



5 comentarios:

Irreverens dijo...

No estoy segura de haberlo pillado bien pero, por lo que he entendido, diría que a mí me pasa algo muy parecido.
:)

Sigo queriendo conocerte algún día, Ana.

Un beso

Ana dijo...

Jajajaja Irre, por lo visto mi dificultad en expresarlo ha ocurrido también al escribir el post. Me cuesta, me cuesta!! pero si te ha llegado algo que ha resonado contigo, debe ser eso.
A mí también me encantaría conocerte Irre, o sea que, ya sabes, si vienes a Barcelona, dime algo. Yo a veces voy a casa de un amigo a Montroig. ¿Estás en Altafulla, no??
A ver si lo conseguimos....
Besos

Irreverens dijo...

:)
A ver...

Marta Hora dijo...

Hola Ana. Cuánto tiempo! A mí me sucede también. Creo que acabo transmitiendo mejor algo que no siento tanto, o que no es algo que me está pasando por dentro.. O lo transmito mejor por escrito. Pero sí, a veces te quedas sin palabras. Besos

Pd. A mi también me gustaría tomar un café contigo.. A veces viajo a Barcelona..

Ana dijo...

Hola Marta! Pues sí, cuánto tiempo y cuánto he tardado hasta en ver tu comentario. Lo del cafecito, pues nada, si te vienes a Barcelona, contacta conmigo. Mi correo electrónico es: anahhuet@gmail.com.
Un abrazo