sábado, 10 de mayo de 2008

Un corto y accidentado paseo

La otra noche, después de cenar, decidí salir a dar un paseo. Habitualmente no lo hago, el cansancio del día me clava en el sofá de casa a ver la tele para relajar la mente hasta que me caigo de sueño y me voy a dormir.
Ese día estaba cabreada, de mala ostia. La situaciones que fui viviendo me fueron cargando. Hablando con un amigo, me comentó que a él le iba bien irse a correr cuando estaba así. Le hice caso y salí. Quizás no correr, sino dar una vuelta y que me diese el aire en el silencio y calma nocturnos.

Tiraré la basura en el contenedor antes del paseo, les digo a mis hijos. Mi hija decide acompañarme, había hecho limpieza de la habitación durante el día y tenía varias bolsas. Salimos las dos y al llegar nos encontramos con un perro raza collie atado con su correa al pedal del contenedor. Como lleva placa con un número de teléfono, llamamos. No nos contesta nadie. Lo intentamos varias veces y nada. Dejamos un mensaje en el contestador. Mi hija, que estudia veterinaria, lo acaricia, lo palpa, lo observa.

Es muy viejito, tiene artrosis en las articulaciones, saca agua por la boca, lo cual es mala señal, puede tener un problema metabólico y morirse en cualquier momento; los dientes fatal.

Todo eso allí, las dos delante del contenedor mientras esperábamos a ver si nos estábamos equivocando y aparecía el dueño en cualquier momento, habiendo atado al perro momentáneamente. Pero no aparecía nadie y no era lógico que alguien atase a un perro así, a las 11 de la noche. Además, si venía el camión de las basuras y no veía al perro, lo podía haber matado!!

Decidimos subirlo a casa, algo teníamos claro: Floc (así se llama el perro) no iba a pasar la noche atado ahí en mitad de la calle a riesgo de su vida. El pobre estaba asustado y casi no se movía. Parecía muy bueno.

Encerramos a los gatos y le pusimos una manta en el suelo a Floc, le dimos de comer y de beber. Mi hija llamó a una colega suya veterinaria que nos advirtió que si el perro estaba muy enfermo de lo que ella sospechaba por los síntomas, le podían quedar pocas horas de vida y morirse durante la noche. Nos arriesgaremos, el perro se queda y mañana ya veremos.

Por la mañana Floc parecía más animado. Con mi hija reflexionamos y decidimos llamar a la protectora. Al pedir el número en información municipal, nos dijeron que si se trataba de un perro abandonado o perdido, debíamos llamar a la Guardia Urbana, que se haría cargo de todo, incluso de intentar localizar a los propietarios. Así lo hicimos y en media hora lo vinieron a buscar.

La historia tiene un final feliz: la tarde anterior, los propietarios habían denunciado su pérdida, por lo que Floc no iría a la protectora, sino que volvería a su casa.

Quedan puntos oscuros que nunca resolveremos:
  • ¿Cómo se puede escapar un perro viejo y con artrosis, más bueno que el pan?

  • ¿Por qué no contestaban a nuestras reiteradas llamadas telefónicas?

  • ¿Qué hacía atado al pedal de un contenedor?

Salí a dar un paseo para despejarme, que sólo llegó hasta las basuras, a 50 metros de casa, para encontrarme con un perro abandonado/perdido.

¡Me lo pensaré dos veces para volver a salir la próxima vez!!!!


Os dejo con unas fotos de Floc:


15 comentarios:

Irreverens dijo...

¡Pobrete, qué cara de bueno y de viejete que tiene!

Y la verdad es que sí que da que pensar el asunto... Pero vosotras hicisteis lo que debíais.
:))

¡¡Un beso a las dos y otro para Floc!!

Ad astra per aspera dijo...

qué suerte tuvo Floc al encontraros a vosotras, Ana. k suerte.

MonikaMDQ dijo...

Me encantó la carita de Floc! me da mucha ternura!

Te dejo un beso grande querida amiga An y pásate cuando puedas por mi blog ya que estoy cumpliendo y festejando un año en la blogósfera a la cual le agradezco haber contactado con tanta gente admirable y cálida, sin duda vos una de ellas!
besotes :)

tootels dijo...

eres la caña niña... desde luego una suerte para Floc encontrar un solete como tu en la noche... besos!!!
A las pregiuntas no contesto porque veo algo raro con respecto a sus dueños....

Vilo dijo...

Si, son curiosos los encuentros y situaciones que nos pone la Vida en nuestro día a día.
Demuestras gran corazón, Anita. Siempre dispuesta. Pues ya sabes. Quien da sin esperar, recibe seguro.

Floc? Un nombre propio, o tiene algún sentido o significa algo en catalán? Abreviado o así -no lo sé-.

Suerte, Ana!.

Ana dijo...

Irre, sí era bueno, sí. Espero que sus amos lo cuiden bien.

Supongo que sí que tuvo suerte Astra, al menos durmió bajo cubierto esa noche, comido y bebido.

Monik, efectivamente, inspiraba mucha ternura.

Tootels, yo tampoco lo veo nada claro, pero la cuestión es que denunciaron su pérdida y al final, eso es lo importante, ya que volvió a su hogar.

Vilo, Floc, en catalán, significa "copo". Copito de nieve, aquí era Floquet de Neu.
A mi hija y a mí se nos encogió el corazón al verlo ahí atado, quieto y solo.

Vilo dijo...

Por cierto, Anitaaaa! Iba a enviarte un mail, pero ya que las cosas buenas hay que compartirlas, y te ve mucha gente el blog, dejo mi "dire" para que escuchéis la canción, nada más que eso -buceando y perdiéndome muy profundo en la Red, se encuentran estas joyas-.
Gracias, amiga! Dedicada para esta chica tan sentida que eres...

http://www.elrincondevilo.blogspot.com/

Vilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana dijo...

Vilo, ya está, ya está todo!! jajajja!! también he escuchado la canción de tu blog, preciosa!!! gracias!!!

Wilde dijo...

Joer ANA! Con mayúsculas si. QUe suerte tuvo floc, pues si.

felicidades y petons,

Maria dijo...

Que penita me da esta historia, no puedo remediarlo.Ojalá lo cuiden bien, puede que todo sea un concursos de circunstancias y quizás su vejez le despistó y se perdió. Si pienso otra cosa me pongo malita pues aunque el final parece feliz las preguntas sin respuesta desconcertan.

Ana dijo...

María, mejor quedarnos con que volvió a su hogar, mejor.

Anónimo dijo...

Me alegro que todo saliera bien, yo soy de Valencia y esta mañana ibamos a la playa, de repente vemos que un carril de circulación estaba parado, vamos por el otro y vemos que la causa era un perrito atropellado, habia parado una ciclista a socorrerlo, nosotras paramos y nos ofrecimos a llevarla al veterinario, se metió en el coche y allá que nos fuimos, en el veterianrio nos dijeron que estaba muy grave y que era mejor dormirla, muy pesarosas decidimos que era lo mejor, estuvimos con ella todo el rato y cuando todo pasó, con el disgusto que llevabamos nos dice el veterinario que el coste eran 137 euros, pq era domingo, x la atención, x la medicación y por la incineración. Nos quedamos de piedra, pero como ya estaba hecho...
No entiendo como no hay un seguro que cubra al veterinario en estos casos, pero en fin, creo que hicimos lo que creímos mejor en ese momento.

Un saludo.
Eva