jueves, 4 de febrero de 2010

El hombre se distingue entre todas las criaturas por su conocimiento de la muerte y por la risa. El milagro es que eso le permite hacer de la muerte algo nuevo: ¡puede morir riéndose! Y sólo si eres capaz de morir riéndote demostrarás que has vivido riéndote. La muerte es la declaración final de toda tu vida; la conclusión, la frase final. Tu muerte, tu forma de morir, reflejará el modo en que has vivido.

¿Eres capaz de morir riendo? Si puedes significa que fuiste una persona madura. Si mueres llorando, gritando, apegándote, querrá decir que fuiste un niño. No habías crecido, eras inmaduro. Si mueres gritando, llorando y apegándote a la vida, lo único que demostrará es que estuviste evitando la muerte y también estuviste evitando la vida, con todos sus dolores".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos.

2 comentarios:

Osho Maestro dijo...

Hola, Ana:

Muchas gracias por tu blog.

Te envío un afectuoso abrazo,

Gonzalo

Ana dijo...

Gracias Gonzalo, otro abrazo para ti