martes, 16 de febrero de 2010

El amor en la edad madura

Leo un artículo sobre el amor y la sexualidad en la edad madura. Estoy en la edad madura y me reconozco en algunas cosas, en otras no ya que me parece que se refieren más a la vejez que a una mujer de mi edad. Quizás también porque me siento más joven de lo que cronológicamente soy o porque las mujeres de mi edad suelen hacer cosas diferentes a las que yo hago, en todos o casi todos los aspectos de mi vida. Físicamente me siento muy bien, no tengo colesterol ni tensión alta ni osteoporosis; la menopausia me sienta de puta madre a parte de algún que otro sofoco que ya he aprendido a manejar y que va remitiendo.

He sido bastante "Wendy" en el sentido de no querer crecer, de seguir sintiéndome una niña y de costarme asumir la responsabilidad de mi vida.

Me siento madura y me encanta. Me da tranquilidad y sosiego. Hago las cosas con mucha calma, he dejado de estresarme, de correr, de querer alcanzar ningún objetivo. Dejo que la vida se vaya desarrollando momento a momento. Tengo claro lo que quiero, me apasiona mi profesión y me he entregado a ella, con sus pros y sus contras.

Me cuido, soy tierna conmigo misma y con los demás. La ternura....importantísima en mi vida en estos momentos.

Eso de la sexualidad y de las relaciones afectivas en la edad madura, a mi edad, pues...con calma, con muchísima ternura, fácil, honesto, claro, transparente, afrontando los conflictos cuando surjan con diálogo y autenticidad, con humildad y ganas de resolverlos.

Caricias, Juegos, besos, abrazos, corazón con corazón, sexo con sexo, y de ahí a la pasión. Placer, sensualidad, ternura... compartir.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Empiezo a sentir y entender q quieres decir con tus palabras, pero me da miedo ver así el amor, siempre ha sido algo apasionado y ahora veo q no es lo mismo y me siento confusa. Supongo q es cuestión de tiempo pero me da pena q no siga siento tan alocado y apasionado pero veo q si sigo queriendo sentir eso, nunca llegara el amor q quiero q me acompañe en mi vida. Estoy enamorada de mi trabajo y lo vivo con pasión ¿por q no en mi relación afectiva personal no puede seguir siendo así aun?Estoy confusa pero leer tus líneas han sido un paso para desenredar la madeja de la confusión. Gracias. Mil sonrisas.

Ana H. Huet dijo...

¿Quién ha dicho sin pasión? Para mí la pasión es importantísima; pasión y todo lo demás: Transcribo:

"Caricias, Juegos, besos, abrazos, corazón con corazón, sexo con sexo, y de ahí a la pasión. Placer, sensualidad, ternura... compartir."