sábado, 2 de febrero de 2008

Cierro una puerta


He decidido cerrar una puerta.

Con consciencia, con dolor, con serenidad, con voluntad propia.

Una puerta que siempre ha estado entreabierta, nunca abierta de par en par.

El personaje que está al otro lado nunca acaba de entrar ni de salir definitivamente.

Me he sentido atrapada como por una tela de araña, por un fino hilo que nunca se rompe, ni se consolida.

He decidido cerrar la puerta internamente, sin dar explicaciones, sin justificarme, sin llamar la atención, sin dar portazos.

Simplemente la cierro en silencio. Simplemente corto el hilo y me libero.

Si siento la angustia de la ausencia, me reafirmo en mi voluntad de terminar con una dependencia que me ha proporcionado algunos de los mejores momentos de mi vida y millones de segundos de incertidumbre, de espera, de tristeza, de lágrimas, de ansiedad, de deseo, de esperanza.

Finalmente, el peso de la balanza se ha decantado y la espada ha dictado sentencia.

Cierro la puerta.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

si, he sentido el vacío y la soledad, he sentido la infructuosa necesidad de arraigarme en la seguridad del inquebrantable mundo de las ilusiones y cerrar en silencio y sin prisas mi mundo bajo una burbuja de colores de aurora y abandonarme en el letargo del silencio,su fragilidad ya no lo es mas,me he abandonado a lo impredecible, ya no remare mas...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Es importante dar ese paso y afrontar un nuevo futuro con las ideas claras. Un abrazo.

tootels dijo...

Los cambios nunca son para mal si la decisión es tuya.... ánimo para todo lo que venga guapa!!!

Ana dijo...

anónimo:anonadada me dejas!! has captado y expresado perfecta y poéticamente lo que quería transmitir. Ya no remo más... Gracias

Fernando: bienvenido a mi blog. Gracias por tu comentario. Ideas claras... exacto. Un beso

Tootels: Gracias Tootels, tú siempre dándome ánimos!! Los tengo, los tengo!!!
besitos

MonikaMDQ dijo...

Hola Ana, pues lo mismo que te ha comentado el resto, si es tu decisión nada mas que decir. Nadie mas que vos sabe lo que has de hacer y seguir. Sos valiente al decidirte, a veces cuesta (a mi me cuesta al menos)
Te admiro la fortaleza y como se dice por aqui que Dios te la conserve por mucho mas
Siempre me hace bien leerte, gracias por pasar a saludarme te extrañaba!
un besote marplatense
nos leemos

Irreverens dijo...

Pues, ya te lo han dicho.
Cuando la decisión es propia y meditada, nada más queda por decir.

Tus palabras suenan contundentes y plácidas al mismo tiempo. Y a mí eso me hace pensar que la decisión es más que positiva para ti.

Petons,

Iria dijo...

Creo percibir la puerta que has cerrado. Sabes que estoy contigo y de no saberlo te lo recuerdo. Hagas lo que hagas estoy segura que lo harás lo mejor posible para ti y en este caso no va a ser menos .Cerrar puertas a veces es tan necesario como respirar...muchas veces hemos hablado de ello…Lo importante es cerrarlas cuando estamos preparados y hacerlo como tú lo has hecho sin estridencias, simplemente porque ya tocaba, desde esa serenidad estoy convencida que otras se van a abrir…

Un beso y un abrazo.

Pluskys dijo...

Sé que es un topicazo, me refiero al de "cuando un puerta se cierra, una ventana se abre". En este caso, eres tú la que tiene el poder, la que decides cuando cierras y abres. Y no te importe volver a "equivocarte", es mejor dejar algo abierto, a que se nos acumulen las mierdas en la casa (perdón por la metáfora).

Besos ;)

Ana dijo...

Monik: no creas que soy tan fuerte, he necesitado mucho tiempo para tomar la decisión y lo mágico es que ha venido sola, de repente ha sido la única opción posible.
Tengo poco tiempo para bloggear, perdona si no te visito más a menudo. Un abrazo wapa

Irre: sí, así me siento, contundente y plácida. Necesito centrarme en mí misma y dejar de esperar algo que viene de fuera y que, por lo visto, no se decide a venir. Como decimos en Gestalt, dejo de "empujar el río", que fluya por sí mismo y que sea lo que sea. Petonets!

Iria:sí sabes de qué puerta hablo. Y no es que haya pasado nada en especial o justamente porque no ha pasado nada en mucho tiempo es por lo que ya he llegado a ese "basta".
besos wapa

Pluskys:lo del miedo a equivocarme ha sido uno de mis grandes miedos que poco a poco voy perdiendo. Me ha gustado lo de no acumular mierdas en casa!! Y tienes razón, si necesito volver a equivocarme para aprender, bienvenido sea el error!!
Un abrazo

Vilo dijo...

Cerrar una puerta... te abre a nuevas posibilidades. Disfrutar de la experiencia de sentirte dentro. Iniciar un nuevo camino pues dejaste a propósito la llave dentro al cerrar...

Sigue viviendo, es lo mejor que te podrá pasar, Anita...

Desesperada dijo...

ya te han dicho todo, ana... la situación que describes la he vivido un par de veces. pero yo soy de las que da portazos... bicos.