domingo, 17 de febrero de 2008

Tiempo al tiempo

Poco a poco voy aprendiendo a soltar y en ese soltar logro que el peso del que hablaba el otro día vaya disminuyendo... aunque ahora tengo tortícolis!!! en fin, que la edad no perdona y en breve cumplo 50!!
La verdad, me impresiona bastante eso de tener medio siglo de vida y hasta hace poquito me ponía de mal humor pero le estoy dando la vuelta a la tortilla y empiezo a sentirme muy a gusto con mi edad (faltan 19 días eeehh, aún no los tengo). Es como lo del vaso, verlo medio lleno o medio vacío. Puedo pensar y sentir: joder, ya tengo 50!! o puedo pensar y sentir todo lo contrario: ostia!! sólo tengo 50, con todo lo que ya he hecho, la experiencia que tengo y lo que me queda aún! A disfrutar mientras pueda!

Como pienso vivir al menos 100 años, según mis deseos estoy en pleno equinoccio de mi vida y no voy a desperdiciar ni un solo día más, que el tiempo pasa volando y nunca se sabe si mis previsiones pueden ser erróneas.

Decidir y elegir en cada momento lo que mejor me haga sentir, aceptar lo que hay y sentirlo, vivirlo.

Ayer tuve mi primera experiencia llevando un grupo sobre duelo. Hasta ahora había impartido cursos para profesionales sobre el tema, en residencias geriátricas. Esto es diferente. Son personas que por diferentes motivos sienten que necesitan elaborar procesos de duelo propios o ayudar a otros a pasarlos. Fueron más de 8 horas en las que combiné la teoría y las dinámicas.

Fue precioso. Agotador y fantástico. Acostumbrada a estar del otro lado de la barrera, me emocionó ser testigo directo de lo que se movía en los participantes y ayudarlos a transitarlo, comprobar como lo que yo les iba proponiendo les iba haciendo conectar con ellos mismos y se sorprendían al descubrir facetas de sí mismos que desconocían.

Lo que más me gustó fue el final. Una dinámica que consiste en hacer esculturas humanas: uno empieza y se pone en el centro en la posición que quiera, intentando resumir con esa pose lo que siente en ese momento. Uno a uno, los demás participantes van completando la escultura y se quedan ahí, unos minutos, sintiéndose y sintiendo a los demás. Cuando quiere, el primero se sale de la escultura y lo siguen los demás, uno a uno; se repite todo el proceso hasta que todos hayan sido los primeros en colocarse.

En la última, les propongo que dejen que la música los guíe y encuentren su propio movimiento y ritmo como grupo. Todo ello con luz tenue y músicas elegidas por mí para favorecer el ejercicio.

Cuando finalmente acabamos, nadie se iba. La energía que se había creado hacía difícil la separación. Me gustó que así fuera, quería decir que había hecho bien mi trabajo. Además, habrá continuación, nos encontraremos dos veces al mes para seguir trabajando.

Cuando finalmente salí del centro, me sentía cansada y contenta. Momentos así son los que dan sentido a lo que estoy haciendo. El dolor por una pérdida, compartido y desde el amor, se hace más llevadero.

Me siento feliz: hace 9 años ésto era un sueño que me parecía inalcanzable, casi una utopía. Hoy me pagan por hacerlo y sé que irá a más, sólo es el principio.

Tiempo al tiempo.

11 comentarios:

Irreverens dijo...

Ostras, Ana, estás pletórica y se nota.
Cómo me alegro por ti.
Transmites tan buen rollo (¡¡y eso que sólo te leo y no te oigo!!).
:D

Espero felicitarte el día de tu cumple. ASí que de momento me reservo.

Petonassos

Pluskys dijo...

Estoy con Irre, esta entrada desborda optimismo y buen rollo. Es genial hacer un trabajo que te guste y encima, en tu caso, es muy útil y reconfortante para los demás.

Te sientan bien los 50 ;)

Besos.

jose dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Desesperada dijo...

me encanta este nuevo camino... es que mola tanto, cincuenta tacos y todo por hacer! es la OSTIAAAAAAAAAAA. me encantas.

Iria dijo...

Nena mañana te comento que estoy hecha un trapo, el domingo te iba a llamar,pero no puo ser...el caso es que estás muy bien para tus 50 abriles, qué digo bien superbien, buenorra vaya. Ahora que lo mismo que de digo una cosa te digo la otra, el velo no te favorece ná de ná, naicaaa, joder que tú eres mucho más mona jajjajaja bueno guapa, que mona queda muy pijales.

Un besazo querida hermana.

Iria dijo...

Ahhh por cierto cómete el coco lo que te de la real gana, que por algo es tuyo, faltaría más aisss
Muaccckkksss preciosa.
nanit, dulces sueños, si es posible con ñoños hummmm jajjajajaa

Iria dijo...

joder!!! puo=pudo jjajaja...estoy fatal

KITT dijo...

OLÉ ANA!!! que buena onda hoy! me encanta tu optimismo... y ya sabes que me da fuerza para alcanbzar el mio... muchos besos... de tu amigo KITT

Meiga en Alaska dijo...

Felicidades! Por tu grupo, que por lo que cuentas suena enriquecedor para todos los implicados, incluida tú, además de muy intenso. Y por tus casi cincuenta tan bien llevados. Yo este año también cambiaré de década y aún estoy indecisa acerca del sentimiento que me produce. Espero que cuando llegue el momento, pueda verlo como lo estás viendo tú.
Besotes

Mariano Zurdo dijo...

No añado nada más, aparte de que da gusto leerte y que compartas estas sensaciones/emociones con nosotros.
Besitos/azos.

Vilo dijo...

Suena bien... y sienta bien! conectar con la gente, a nivel emocional y profundo, dar y recibir...

Me alegro de que te sientas así... Que dure y crezca cada día! :)