jueves, 6 de mayo de 2010

DECISIONES - OSHO


DECISIONES
Responded a este momento. Eso es la responsabilidad. En este momento, enfrentadlo y decidid.
A alguien le gustaría casarse con vosotros. Os desconcierta saber si debéis contestar que sí o que no, así que recurrís al I Ching.
Es vuestra vida... ¿por qué dejársela para que decida por vosotros a alguien que escribió un libro hace cinco mil años? Es mejor decidir por vuestra propia cuenta. Aunque erréis y os extraviéis, entonces también es mejor decidir por vuestra propia cuenta. Y aunque no os extraviéis y ten gáis una vida más exitosa a través del I Ching, entonces eso tampoco es bueno, porque estáis eludiendo la responsabilidad.
Y uno crece a través de la responsabilidad. Asumidla. He aquí algu nas formas de evitarla: algunos se la otorgan a Dios, otros al karma, unos al destino, otros al I Ching, (o al Tarot) pero la gente no para de entregárse la a otra persona.
Una persona se transforma en espiritual cuando carga con toda la res ponsabilidad sobre sus propios hombros.
La responsabilidad es tremenda, y vuestros hombros son débiles, lo sé. Pero cuando la asumís, se vuelven más fuertes. No hay otra manera de que vuestros hombros crezcan y se tornen más fuertes. Si jugáis con el I Ching y os sentís bien, no hay nada de malo en ello. Pero he de deci ros que tampoco hay nada de bueno. No es más que un juego... disfru tadlo, es un juego de la mente. Y algún día tendréis que dejarlo.

2 comentarios:

Vilo dijo...

Para variar -y oye, que yo encantado de que seas así, Anita- otro texto lleno de sentido, con profundidad, y a la vez muy vivo y aplicable a la vida cotidiana...

Chica, tienes un Ser estupendo, lleno de experiencias, conocimientos, emociones, pensamientos... muy bueno. Al final voy a tener que hacer por conocerte, al menos compartir un té rojo con galletitas, jajaja, porque realmente gente como tú con tanto positivo y que fluye con la Vida, escasean, y no es plan de dejar pasar momentos enriquecedores.

Un maravilloso buen final de semana!

Ana dijo...

Gracias por tanto piropo, querido Vilo!! Me encanta compartir esas cosillas que están acorde a mis propias experiencias, dichas por grandes maestros. Ese té rojo (o verde o blanco) cuando quieras...a mí me encantaría conocerte en persona! Si te vienes por Barcelona, avisa!
Un abrazo