miércoles, 18 de abril de 2007

LA TORRE

Confusión total, maremagnum de contradicciones, ignorancia de mí misma, dudas absolutas, ciencia ficción de los sentimientos, ¿a qué aferrarme si nada es real?? Me siento un fantasma del pasado emergiendo entre las sombras del presente, sin cuerpo y sin razón, vagando por la vida sin sentido, sin identidad, al filo de la locura y de la desazón más profunda.
Mi torre ha caído sin piedad, dejándome al desnudo ante mi propia mirada. Nada de lo que he sido significa ya nada para mí, ninguna de mis convicciones se sostiene por ningún lado.
Y no sé si tengo fuerzas para empezar de nuevo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

siempre quedan fuerzas.. cuando cree uno haberlas perdido, encuentras dentro de tí que, puedes seguir luchando y volver a renacer de entre las cenizas como el ave fenix.. ánimo, esa fortaleza existe dentro de tí, solo debes buscarla, del pasado, ya no vale la pena sacarlo a colación, lo que ha sido, ya fue y nada lo cambiará, por lo que, debes mirar hacia adelante y seguir.. saludos

Ana dijo...

Gracias lector anónimo, me he sentido bien al leer tus palabras. Además, es extraño, me han resultado familiares....

Anónimo dijo...

de nada ana... son solo palabras de quien ha aprendido de dura forma que la vida te da y te quita, y que en ocasiones, te quita más de lo que te ha dado.. me alegra saber que mis palabras te han servido, con eso para mí es suficiente..
saludos