domingo, 8 de julio de 2007

Piel de gallina

Ayer por la noche fui a ver y oir cantar a mi amiga Gemm. Era su primera aparición como solista. Ella tiene una voz increíble y toma clases de canto. Su profesor organizó un concierto con todos sus alumnos. Cada uno de ellos cantaba dos canciones en solitario, acompañados por él mismo tocando la guitarra. En total, 10 actuaciones.

Uno a uno fueron apareciendo encima del escenario, sin pausa apenas entre uno y otro, interpretando las canciones elegidas. Escuchamos a tres participantes y cuando tenía que aparecer el cuarto (no sabíamos en qué orden actuaría Gemm), el escenario se quedó vacío. El público empezó a mirarse con gesto de extrañeza, cuando de repente, escuchamos una voz angelical interpretando "Killing me softly" de Roberta Flack. Se hizo un silencio respetuoso entre el público. Sus amigos y familia sabíamos que era ella. El resto no conoció su cara hasta que, tras los primeros compases, se levantó de la silla en la que estaba sentada entre el público y subió a escena, sin interumpir su maravillosa interpretación.

Yo había oído cantar a Gemm, en reuniones privadas, en el karaoke, en el teatro, en el coro de Gospel, pero nunca como ayer. Se me puso la piel de gallina y las lágrimas brotaron de mis ojos. Hace un tiempo puse aquí el vídeo de una cantante que se pone a llorar mientras interpreta y todo el público acaba con lágrimas en los ojos (todo hay que decirlo: el vídeo me lo pasó Gemm). Algo parecido pasó ayer. Cuando Gemm acabó, nos miramos entre el público y todos, hasta el más duro, tenía los ojos húmedos.

Gemm no sólo canta; también interpreta y siente lo que canta. Encima de un escenario es una crack. Yo la conocí haciendo teatro, su otra pasión, pero creo y hasta me atrevo a afirmar que nada comparado con su arte cantando. La potencia de su voz, el tono dulce y embriagador, la perfecta modulación, la interpretación y expresión corporal, la entrega (otra vez la entrega), completamente generosa hacen de ella una artista como la copa de un pino.

Después nos deleitó con "Derroche", acompañada por palmas por el público, entusiasmado y animado por la propia Gemm a que lo hiciéramos, a que bailáramos o hiciéramos lo que nos salía del alma, sin reprimirnos. Logró que la sala fuera una auténtica fiesta.

Gemm: si me lees, lo siento querida, pero vales mil veces más como cantante que como actriz... y eso que eres muy buena actriz!!! A por ello, has nacido para cantar, ahora estoy completamente segura de eso.

4 comentarios:

Wilde dijo...

Yo tengo una amiga que tiene una gran voz, aunque ella jamás la ha utilizado, tontita que es. Pero un día la ví en un Karaoke, y quedé así, con la piel de gallina. Fue emocionante. Grande.

Tu amiga tiene mérito, no solo hace falta tener una gran voz, hace falta creer en ti.

Mis felicitaciones x cinco...

dos para ella tres para tí...

bicos!

Mariano dijo...

Yo tengo la suerte de estar en un entorno en el que tengo muchos amigos que cantan de lujo. He llorado más de una vez escuchándolos. Hay personas que tienen un don, que no consiste sólo en cantar bien. Es algo más. Es la transmisión.
Enhorabuena a tu amiga por conseguirlo y a ti por disfrutarla.
Besitos.

tootels dijo...

besos con muy poco tiempo... me pongo al dia casi ya!
NUNCA MAIS

Ana dijo...

Wilde:Gracias por las felicitaciones....creía que serían dos para cada una...2+2=5....no????
:-)
Besos

Mariano: ¡qué suerte tener ese entorno! yo disfruto como una vaca loca cuando tengo la oportunidad de oir cantar a un amigo de esta manera, y en mi caso, es excepcional.
Besitos

Tootels: aish!!esas prisas!! la cuestión es que encuentras el momento de dejar tu huella y tus besos y eso es de agradecer.
Un besazo