miércoles, 25 de julio de 2007

Tercer día

Ayer por la tarde fui a ver una casa hecha polvo en un terreno precioso. Hace tiempo que tengo ganas de ir a vivir en plena naturaleza. Por la zona donde está y por los metros cuadrados del solar, el precio era muy apetecible, a pesar de saber que la casa habría que reformarla por completo, es decir, prácticamente tirarla al suelo. No, no me ha tocado la lotería, ni mi sueldo me permite este tipo de compras. Como algunos sabéis, hace año y medio murió el padre de mis hijos y la casa donde él vivía está a punto de venderse. Como mis hijos son herederos de los bienes de su padre, cuando esto ocurra dispondrán de algún dinerillo y comprar una casa es una de las posibilidades que barajamos. La otra es seguir de alquiler, ya que lo normal, natural y esperable es que en pocos años quieran independizarse y sería un poco lioso tener una propiedad en común los tres juntos.
El sitio me encantó, la casa una mierda... pero.... claro!! tenía que haber un pero o varios: la vista desde la casa, aunque a cierta distancia, es una autopista y el ruido llega claramente hasta ahí. Automáticamente descartado: tengo menos ruido en mi pisito en medio del pueblo que allí.

Fui con mi hija y un amigo mío. Al regreso cenamos todos juntos y luego me quedé hasta altas horas de la noche charlando con mi amigo y compañero de formación de gestalt. El tema? como siempre, aunque con distintos matices, el darnos cuenta de lo que se mueve en nuestro interior desde la sombra y nos hace actuar de ciertas maneras, perjudiciales para nosotros, de forma totalmente inconsciente, hasta que somos capaces de detectarlo, la mayoría de las veces observando lo que más nos molesta o nos duele en los demás. Porque así funciona la cosa, a modo de espejo oscuro: lo que no somos capaces de ver en nosotros mismos, justamente porque forma parte de esa sombra, sólo es posible verlo reflejado en los demás.

A veces es doloroso, bueno, siempre es doloroso reconocer que "eso" que tanto me molesta del otro, de los otros, es justamente lo que me niego a ver en mí. Si no soporto la envidia.... cuidado con la envidia que se mueve en mí sin que me entere... porque no me entero, pero ella actúa de forma muy sutil; si no puedes soportar a la gente falsa e hipócrita....revisa si estás realmente conectando con tus auténticas emociones y mostrándolas o por el contrario, ignoras lo que sientes por mostrar una imagen idealizada de tí mismo y así envías un doble mensaje; y así con todo.

Mi amigo y yo nos ayudamos mutuamente a ver en el otro lo que nos cuesta ver en nosotros mismos, sacar de la sombra esa neura tan lista, tan traidora que nos putea sin que nos enteremos.

Hoy, además de seguir con mis limpiezas hogareñas, he llevado mi coche al taller, a la revisión anual. Me han dado un disgusto: han encontrado varias cosas que en breve pueden petar, como el embrague; y hay que cambiar las ruedas... y.... total: que me haga a la idea de que tengo que gastarme 1.000 euros para poder seguir teniendo coche en buen estado y sin riesgos de averías importantes. Mejor eso que quedarme tirada en la carretera un día de esos....

Y a falta del final de la tarde y de la noche, esto es todo por hoy, en ese tercer día de vacaciones. En principio no espero que ocurra nada especial, ya que me quedaré en casita, aprovechando para no hacer nada, para escribir o leer hasta que me acueste plácidamente en mi cama frente a las estrellas... aunque nunca se sabe lo que me puede deparar la vida en esas horas.....

10 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

qué pena el ruido. pero ya encontraréis una casa a vuestro gusto.

me ha gustado esa conversación sobre cómo nos cuesta ver nuestros defectos, aunque esos mismos que tenemos los detectamos y magnificamos en los demás. a mí me sucede continuamente, aunque creo que tengo la suerte de conocerme muy bien, sobre todo mis numerosos defectos...

Mariano dijo...

Las conversaciones con gente cercana nos permite, primero escucharnos a nosotros mismos en voz alta. A veces escuchamos cosas que no sabíamos y encontramos soluciones que no pensábamos tener, y segundo, ver los ojos y la piel del que nos escucha. Una retroalimentación impagable.
Sigue disfrutando de las vacaciones. Besitos.

El Kanalla dijo...

Hola Reyna del Velo, un dia escribire en mi Blog dedicado a ti, sobre la Muerte y sobre como hay gente que se pasa la vida cuestionandose: De donde vengo, a donde voy, quien soy, como es el personal y tratare de hacer un vinculo sobre si eso no es una manera de estar muerto, o morir poco a poco, como las torturas especializadas. Desde el otro lado del Velo..Te envio Un beso, lleno de recuerdos.

BalaNegra dijo...

Ver nuestros defectos desde nuestra propia perspectiva... difícil, difícil...
Y tu amigo, si es tu amigo, difícilmente será objetivo. Claro que, posiblemente nadie lo sea...

KITT dijo...

Es gratificante leer dia a dia tus vacaciones... Kitt desde la oficina, triste y gris...

Ana dijo...

Desesperada: me alegro de que te conozcas bien. Para mí es algo básico y creo que es de valientes entrar ahí dentro y ver.
Un beso

Mariano: exacto!! esa retroalimentación es importantísima. Has dado en el clavo!!

Kanalla:la reina de los velos... jeje... muy bueno!! Morir poco a poco lo hacemos todos cada día, de una forma u otra. La cuestión es que cada uno encuentre su manera. Me gustará leer eso que dices. besitos

Balanegra:subjetivo por completo, en eso estamos de acuerdo y creo que no por ello menos válido, aunque el darse cuenta de uno mismo de la forma más objetiva posible se puede conseguir ampliando la mirada... pero es ya es harina de otro costal!!
Gracias y bienvenido a mi espacio!!

Kitt:uf!! qué penita me ha entrado leyendo tu "desde la oficina triste y gris"!! me alegro que leerme te sea gratificante. Gracias!!

Besos a todos

MonikaMDQ dijo...

lindo es leer el dia a dia de tus vacaciones, se torna casi como una novela virtual :)
Y está bueno conversar y/o analizar con gente amiga lo que nos molesta de los demás, sobre todo si desde ese análisis podemos tambien ver que cosas hacemos nosotros que pueden molestar al otro. Es complicado pero sirve para no cometer los mismos errores...

Ana dijo...

Hola Monika, me ha llegado tu comentario mientras escribía mi cuarto día! ese tipo de conversaciones son algo bastante habitual en mí, más que nada porque forma parte de mi profesión!
Y gracias por leerme cada día. Me encanta que lo hagas.
Un abrazo

Viguetana dijo...

Hola Ana,
estoy leyendo tu blog (luego sigo) y me gusta.
Muy interesante esto que dices del espejo oscuro. De hecho, hace tiempo que alguien me comentó lo mismo, que aquello que más nos molesta de los demás seguramente es porque nosotros funcionamos igual.
Yo creo que sigo descubriéndome a día de hoy, a pesar de tener ya 35 años. Pero también sé que he trabajado duro para comprender mi psique (mucho más que la mayoría de la gente) y por eso intento no volver a cometer los mismos errores.
Bueno, felices vacaciones y ya nos leemos.

Ana dijo...

Hola Viguetana, me alegro de que te pases por aquí!
Yo tengo 49 años y cuanto más me conozco, más me doy cuenta de lo poco que sé de mí. Algo parecido a eso de: sólo sé que no sé nada.
Besos