sábado, 26 de mayo de 2007

Nacho Vegas - El hombre que casi conoció a Michi Panero

No es la mejor versión de esta canción, pero el monólogo inicial no tiene desperdicio y para mí, la letra de la canción tampoco.

A veces las mejores historias de vida surgen donde menos lo esperamos y no hace falta buscar grandes acontecimientos para sentir intensamente. Las vidas de la mayoría de la gente corriente, de todos nosotros, seguro que están repletas de anécdotas, sentimientos y emociones que valen la pena ser escuchadas o leídas. Admiro profundamente a quién sabe relatarlas, como Nacho Vegas lo hace en esta canción.

El hombre que casi conoció a Michi Panero

Es hora de recapitular las hostias que me ha dado el mundo. Hoy vendrán a oír mi último adiós. Bien. Uno a uno van llegando y yo los recibo en batín.
Y unos me llaman chaval y otros me dicen caballero.Alguno no se ha querido pronunciar.Yo una vez tuve un amor, pero si he de ser sincero dije "no" en el altar y cuando digo no es no.

Fracasé una vez, fracasé diez mily aun así alzo mi copa hacia el cielo en un brindis por el hombre de hoy y por lo bien que habita el mundo.

¡Mirad, las niñas van cantando!(Niñas): Shalalaralalá...

Y no me habléis de eternidad. No me habléis de cielos ni de infiernos. ¿No veis que yo le rezo a un dios que me prometió que cuando esto acabe no habrá nada más? Fue bastante ya...Nunca fui en nada el mejor,tampoco he sido un gran amante. Más de una lo querrá atestiguar.Pero si algo hay capital, algo de veras importante, es que me voy a morir y cuando digo voy es que voy.

Lo he pasado bien, y casi conocí en una ocasión a Michi Panero, y es bastante más de lo que jamás soñaríais en mil vidas.

¡Mirad, las niñas van cantando!(Niñas): Shalalaralalá...

Dejadme preguntar: ¿Es esto el final? Y si es así, decid: ¿Me vais a extrañar? ¡Ah, veo que asentís pero yo sé que no!

Qué lástima, no dejaré nadie a quien transmitir mi sabia; consideré insensato procrear.Y diréis de mí que soy un viejo verde y cascarrabias, y diréis muy bien, y cuando digo bien es bien.


¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis de mí?¿Es mi alma o es mi dinero?Si de uno carezco y la otra es una anomalía en esta vida.

¡Mirad, las niñas van cantando!(Niñas): Shalalaralalá...¡

Y unos me llaman chaval, y otros me dicen caballero! ¡Alguno declinó mi oferta para hablar! ¡Yo una vez tuve un gran amor, pero si os he de ser sincero dije "no" en el mismo altar, y cuando digo no quiero decir que no!

He vivido bien, y casi conocí enuna ocasión a Michi Panero,y ahora brindo en paz por la humanidady por lo bien que habita el mundo.¡Escuchad, os lo diré cantando!

(Viejo): Shalalaralalá...Has...ta... nun...ca...

2 comentarios:

Wilde dijo...

No sé mucho de eternidades, pero cuando miro al cielo todo es tan tan tan grande, que se me hace eterno...

Por cierto me encanta Nacho Vegas, y el disco que se ha marcado con Bunbury, "El tiempo de las cerezas", hiper bueno...

biquiños y petonets!

Ana dijo...

¿Y quién sabe de eternidades Wilde?? lo que pueda haber o no haber tras nuestra muerte es un misterio aunque algunos crean que no. A mí me impresiona la grandeza del cosmos que se me aparece como infinita y quizás también eterna, no sé....
Buenísimo el Tiempo de las cerezas! me encanta y muchas, muchas de Nacho Vegas también.
Besitos muchos