martes, 5 de junio de 2007

Trivialidades

Empezaré por una trivialidad muy trivial: hoy la puta conexión a internet va lentísima y tardo horas en abrir cualquier página por lo que llevo más de una hora intentando pasar la revista diaria de los blogs que leo habitualmente y apenas he podido visitar un par. Durante el día no puedo hacerlo y sólo me queda la noche. Para colmo, a esta hora mis hijos ya se han ido a dormir y como el cuarto del ordenador está al lado de sus habitaciones, les molesta el ruido del teclado y me tendríais que ver teclear, despacio, tecla por tecla, suavemente para hacer el mínimo sonido posible. Parece que la lentitud es la pauta de hoy.

¿He dicho ya que me gusta mi trabajo? Curiosamente, cuando acabo la jornada laboral, salgo cansada y al mismo tiempo llena de energía. Genial. Mis ancianitos son la ostia. Los adoro, cada día más.

Tengo el pelo rizado y lo suelo llevar suelto. Hoy tenía tanto calor que, sin ni mirarme en el espejo, me he hecho un moño para liberar la nuca. Nunca lo llevo así. El resultado me ha gustado tanto que lo voy a adoptar, al menos en verano.

Para acabar, y haciendo referencia al post anterior sobre los maltratos, deciros que el tema me ha revuelto emocionalmente. Ayer por la noche lloré en mi cama y hoy me despertado dándome cuenta de que creía tenerlo cerrado y no....lo cual me ha servido para reafirmarme en mí misma y posicionarme aún más contundentemente en el NUNCA MAIS (emulando a los galleguiños y a Tootels). Porque yo lo valgo; hoy me siento más fuerte que nunca. Para que veáis lo que puede aportar un blog y el contacto con vosotros.
Buenas noches blogueros

12 comentarios:

Mariano dijo...

Las trivialidades son la sal de la vida, las que le dan inercia al segundero.
Y desde luego, tocar cosas duras del pasado sólo es lícito si es para fortalecerse, así que enhorabuena.

Ana dijo...

Mariano:así es, suscribo todo lo que dices. Gracias. ;-) Un beso

Wilde dijo...

Yo es que soy un fiel seguidor de las cositas pequeñas, y creo que las trivialidades forman parte de ellas, las valoro horrores...

Ánimo Ana!!! Pasa ná!!!

Gracias por el post!!!

Buenas noches también!!!

Ana dijo...

Como la canción de Serrat "aquellas pequeñas cosas".Gracias por los ánimos Wilde, la verdad es que me ha sido muy útil todo esto.
Buenos días!!

tootels dijo...

Ya llegó el carromato de los ratones al blog de anna... Venga parriba, lo único que demuestras es que estás viva!!, otros ni siquiera se lo plantean y eso es peor...
Besos mil, ánimos dos mil, y con otros dos mil ya tienes mil duros.
Así que ya tienes pa la pelu, pero a mi me gusta mas que todo sea mas natural, y los moños son muy coquetos... enseña cuello y yugular, algún vampiro se acerca seguro.
Abrazos con fuerza y gracias.
NUNCA MAIS

Ana dijo...

¿Qué haría yo sin los ratones?? Más viva que nunca Tootels, eso te lo aseguro!!! No voy a ir a la pelu, los besos y abrazos sólo pa mí!!!
Gracias a tí Tootels.
Mil besos

Eloísa dijo...

Llorar es tan liberador... Eres muy valiente al hablar de ello como lo haces, yo creo que eso es tenerlo muy superado, o asumido, o como lo quieras llamar. Con la de gente que te encuentras en la vida que está sufriendo y no lo admite ni pa atrás, por este tema o por otros. Tenemos una sociedad de las apariencias que jode bastante el poder dar una solución rápida a estas cuestiones, como todos tenemos que parecer ¡tan felices! A llorona, yo, es que me sale igual que reír, y quiero que así sea.¡Buen día, Ana!

Ana dijo...

Una sociedad de las apariencias, totalmente cierto Eloísa y soluciones rápidas para todo, todo deprisa y corriendo, sin tiempo para digerir, asumir, aceptar, integrar, elaborando el proceso, porque todo requiere su proceso y las soluciones rápidas no sirven. Veo que coincidimos: yo puedo pasar de la risa al llanto en décimas de segundo y viceversa, incluso llorar y reir al mismo tiempo... y es una gozada!!
Gracias Eloísa, Un besazo

Una mujer desesperada dijo...

hola Ana! me ha gustado la ensoñación que transmite esta entrada, aunque en realidad había venido a leer la anterior, la del maltrato. terminas diciendo que muchos decimos que no entendemos cómo las mujeres aguantan a sus maltratadores, cosa que yo dije en mi blog. pero quiero hacer una aclaración. yo me refería exclusivamente al maltrato físico. el psíquico, que me parece infinitamente más duro, creo que es una trampa en la que cualquiera puede caer.

lo que yo quería decir es que cuando te cae la primera ostia no comprendo que una mujer que pueda irse, es decir, que no se vaya a morir de hambre tirada en la calle, no se vaya.

pero el maltrato psicológico, que, ya te digo, me parece más duro, porque curar una leche es más fácil que una herida del alma, sí que entiendo cómo una mujer puede caer en él.

gracias por contarnos lo que te pasó, eres muy valiente.,

Ana dijo...

Hola Desesperada!! ante todo quiero aclararte yo también (jeje) que esto lo escribí sin haber leído tu blog, lo cual hice un par de días más tarde, o sea que no lo escribí con segundas con respecto a tí, sino porque yo misma, antes de darme cuenta de lo mío, también lo decía y es algo habitual cuando se habla de este tema. Comprendo perfectamente lo que quieres decir: la ostia es algo tan evidente que parece que no se pueda obviar y merecería reacción inmediata y sin vuelta atrás. Puede que tengas razón. Ya no me atrevo a juzgar a nadie y ojalá fuera así...pero la realidad es que la mayoría de mujeres en estos casos vuelve con sus agresores, algo habrá que se nos escapa...
Gracias por tu visita y tu comentario. Me ha alegrado verte por aquí.
Besos

Una mujer desesperada dijo...

gracias! tenía muchísimas ganas de venir, pero es que últimamente tengo poquísimo tiempo y mi lista de visitas es larguísima, ja ja ja, esta comunidad empieza a parecer un patio de vecinos.

yo tampoco pretendo juzgar a esas mujeres, entiendo qué quieres decir. por eso decía en mi blog que, desde la primera vez que denuncien, deben tener asistencia psicológica gratuita para afrontar el problema, no crees? muchas, apoyadas y con su autoestima mejorada, no volverían con su agresor, estoy convencida. bicos.

Ana dijo...

Completamente de acuerdo en lo de la ayuda psicológica gratuita e inmediata.Y protección más eficaz. En el primer post que escribí sobre el tema explico el caso de una conocida mía que murió asesinada a pesar de haber pedido protección en múltiples ocasiones y no se la pusieron.

Patio de vecinos.. jajajaaa!! desde luego!! Lástima que no me puedo conectar hasta la noche y a veces me pierdo interesantísimos debates!! Besos